Tendencias IoT para 2017

La revolución del IoT (Internet of Things) está en marcha y dará un paso más en 2017, influyendo no únicamente en la forma de vida de las personas sino también en el modo de hacer negocio, en la forma de comunicarnos y en la forma de interaccionar entre personas y dispositivos.

Internet-of-Things

La evolución acelerada del implantamiento del Internet de las Cosas tanto en el sector público como el industrial hace indispensable que tanto las personas como las empresas deban prepararse para el cambio de paradigma a la hora de producir, comunicarse o hacer negocio. Hoy en día, sólo el 1% de las cosas están conectadas entre sí, pero la tendencia es que el IoT y la comunicación M2M (Machine to Machine) forme parte activa de nuestro mundo en los próximos años multiplicando exponencialmente el número de dispositivos conectados.

¿Hacia dónde nos dirigimos en IoT? Analizamos las tendencias propuestas por expertos del sector.

Mayor número de objetos conectados

Se estima que en el mundo hay alrededor de 8 mil millones de dispositivos inteligentes, que se convertirán en los próximos tres años en 25 mil millones gracias al interés de las empresas en el desarrollo de soluciones y productos que apliquen la tecnología IoT para aumentar la productividad, la eficacia y la eficiencia.

Información masiva en tiempo real

En el mundo empresarial se suele decir que la información es poder. Tener la capacidad de recibir información, datos y estadísticas en tiempo real de todo tipo de dispositivos (máquinas de vending, contadores energéticos, vehículos de una flota, seguimiento logístico) es uno de los grandes retos y otra de las tendencias que la tecnología Internet of Things tiene por delante para 2017. La monitorización integral supondrá la gran ventaja competitiva en la industria y la logística 2.0.

Influencia en el Marketing y los modelos de Negocio

La llegada del IoT a todos los aspectos de la vida hará imprescindible un nuevo modelo de interacción de las empresas con los usuarios, aportando una mayor conocimiento del usuario, un ahorro importante en costes y una capacidad hasta ahora desconocida de ampliar la experiencia del cliente al siguiente nivel, con nuevas oportunidades para crear lealtad y satisfacción con la marca.

Almacenamiento en la nube

En 2016 se ha producido un enorme avance en el uso y confianza de la nube para el almacenamiento de datos y la interacción con dispositivos y personas. Su influencia se verá en la movilidad de los trabajadores y la flexibilidad de las empresas. Unido a la conectividad que aporta el Internet of Things con la capacidad de almacenamiento en Cloud, permitirá una digitalización deel mundo físico a través del la edición e interacción con los datos directamente en internet.

Democratización del IoT

El gran avance que está sufriendo la tecnología IoT permitirá su alcance a todo tipo de empresas, incluidas las PYME, que verán cómo pueden mejorar su productividad y reducir sus costes con herramientas que hasta ahora se centraban, sobre todo, en grandes compañías, sin destinar grandes cantidades de dinero. Esto se realizará gracias a la aparición de soluciones de desarrollo que permitan reducir los costes de implantación de sistemas de conectividad M2M.

Ciudades más conectadas

Es una de las tendencias más evidentes. Las ciudades de todo el mundo cada vez apuestan más por el concepto Smart City que permitirá una mayor eficiencia mediante la conexión de la infraestructura pública a centros de control, a lal vez que se generan mejoras en términos de movilidad y seguridad para los ciudadanos. Las ciudades ofrecerán cada vez más servicios IoT que servirán de base para una economía emergente basada en la conectividad.